Ashtanga Yoga: modalidad tradicional y moderna

ashtanga yoga

Uno de los estilos de yoga menos conocidos quizás sea el Ashtanga yoga. Desde hace algunos años se está popularizando, debido a que su práctica es posible, ya sea por principiantes como por practicantes más expertos.

Se trata de una forma moderna de práctica de yoga tradicional de la India, que implica una intensa disciplina, movimiento y flexibilidad.

Pero… ¿En qué se diferencia de otros estilos de yoga? ¿Cuáles son sus asanas? Si quieres saber más sobre el Ashtanga yoga, quédate con nosotros.

¿Qué es el Ashtanga yoga?

El Ashtanga Yoga es una práctica antigua que ha sido transmitida por gurús y maestros durante miles de años. Fue creado por el profesor de yoga indio y erudito Sri K. Pattabhi Jois y el resumen más conocido de Ashtanga Yoga se encuentra en los Yoga Sutras de Patanjali, escritos hace más de dos mil años.

La traducción literal de Ashtanga Yoga es “yoga de ocho miembros”, donde ocho son las ramas espirituales que forman el camino hacia la purificación interna:

  • Yama: Abstinencias.
  • Niyama: Comportamientos.
  • Asana: Posturas.
  • Pranayama: Respiración.
  • Pratyahara: Enfoque interno.
  • Dharana: Concentración.
  • Dhyana: Meditación.
  • Samadhi: Fusión de mente y cuerpo.

El Ashtanga yoga se basa en una secuencia de posturas de yoga, realizadas en un orden específico, que se enfocan en el flujo y la respiración entre movimientos. Este tipo de yoga  consta de seis niveles de posturas o asanas sentadas y de pie, que aumentan en dificultad y no varían. Cada práctica comienza y termina con cinco ciclos de saludos al sol.

¿Quieres empezar a practicar Ashtanga Yoga? Todos los viernes a las 16:00H (España), Mariana Suárez nos acompaña impartiendo una sesión de introducción a esta modalidad. ¡Prueba Beyogi.tv durante 15 DÍAS GRATIS aquí!

Mariana es instructora de Ashtanga Yoga y estudiante de Sharath Jois, Gurú del linaje de Ashtanga Yoga en Mysore, India.

Entre otros estudios sobre el  yoga y su filosofía, Mariana profundizó en sánscrito: sabe leer, escribir y su correcta pronunciación. Continúa en ello en la actualidad con sus maestros en India. Con ellos también ha cursado clases sobre el Bhagavad Gita, Yoga Sutras de Patanjali, Hatha Yoga Pradipika, Upanishads, Filosofía Vedanta, Tattva Bodha y recitación de Mantras Védicos.

Mariana tiene un profundo respeto por su linaje y sus maestros y está completamente comprometida en transmitir el método a sus alumnos tal cual como se lo han enseñado.

Ashtanga VS Vinyasa

En 1948, Sri K. Pattabhi Jois adaptó los conceptos de Patanjali con el moderno Vinyasa yoga para formar un nuevo tipo de yoga: Ashtanga Vinyasa yoga, que se practica tanto como ejercicio o meditación.

La principal diferencia entre Vinyasa yoga y Ashtanga Vinyasa yoga es que la serie ashtanga es un conjunto de movimientos específicos en orden, mientras que el orden de las posturas en vinyasa puede variar.

Sri K. Pattabhi Jois especificó que el Ashtanga Vinyasa debe practicarse seis días a la semana, aunque no es un requisito. En cambio, el Vinyasa yoga no tiene pautas en torno a la práctica regular.

Beneficios del Ashtanga Yoga

La práctica regular de Ashtanga Yoga o Ashtanga Vinyasa yoga aporta múltiples beneficios. Algunos de ellos son:

  • Aclara la mente.
  • Fortalece y flexibiliza el cuerpo.
  • Mejora de la circulación.
  • Desintoxicación y realineación del organismo.
  • Apertura de los canales de energía en el sistema nervioso y la columna vertebral.
  • Mayor enfoque mental y humildad.

Consejos para practicar Ashtanga yoga

La práctica de Ashtanga yoga requiere mucho estudio, así como una intensa disciplina. Estos consejos son fundamentales para este estilo de yoga:

  1. Muévete a tu ritmo. El Ashtanga yoga puede parecer complicado, por lo que no es conveniente esforzarse demasiado al principio. Empieza a practicarlo poco a poco, asegurándote de que comprendes y te sientes cómodo con cada movimiento que realizas.
  1. Practica regularmente. El Ashtanga yoga debe practicarse a menudo. Practica cada postura con precisión y asegúrate de sentirte cómodo con tu cuerpo y tu respiración. Ten cuidado porque es especialmente sencillo desalinear la columna vertebral, flexionarla inadecuadamente hacia atrás o tener los pies en mala posición. Esto influye en tu práctica y pueden disminuir la efectividad de este estilo de yoga y potencialmente provocar lesiones.
  1. Concéntrate. No pienses en ningún momento que el Ashtanga yoga no es para ti. Intenta concentrarte en tu respiración en lugar de conseguir posturas perfectas. Trata de no comparar tu progreso con el de otros practicantes o compañeros. Disfruta de tu práctica y focalízate en ser consciente y mejorar tus habilidades día a día.

En resumen

Practicar Ashtanga yoga regularmente te permitirá redescubrir tu potencial físico, psicológico y espiritual. Te recomendamos que, si quieres empezar, te comprometas y te sumerjas en este estilo de yoga y lo consideres como algo más que un ejercicio diario.

Comparte:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin

Leave a Reply

Posts relacionados

yoga asanas

Yoga asanas para principiantes

Ser principiante en cualquier disciplina no es fácil, pero con paciencia y constancia todo se consigue. A pesar de que el yoga es una práctica

iyengar yoga

Iyengar yoga para alcanzar la plenitud

La modalidad Iyengar yoga lleva el nombre de su creador, B.K.S. Iyengar, quien fue discípulo directo de T. Krishnamacharya. Junto con Pattabhi Jois, quien desarrolló