Pincha mayurasana

Pincha mayurasana

Pincha mayurasana es una postura de yoga que se traduce al español como “mariposa con pinza”. Se conoce también como “postura del pez” o “postura de la mariposa”. En esta postura, el cuerpo se sostiene en una posición invertida apoyando las manos y los pies en el suelo.

Las piernas se doblan y se unen juntas, formando una “mariposa” con las rodillas. Los brazos se estiran hacia delante y se apoyan en el suelo, sosteniendo el cuerpo y permitiendo que las piernas se levanten.

Esta postura fortalece los brazos, las piernas y el núcleo, y también puede ayudar a mejorar la flexibilidad y el equilibrio.

¿Cómo lograr pincha Mayurasana?

Para lograr la postura de Pincha Mayurasana, sigue estos pasos:

  1. Empieza en una posición de tabla con los brazos y las piernas rectos. Asegúrate de que tus manos estén debajo de tus hombros y tus rodillas debajo de tus caderas.
  2. Lleva tus manos hacia delante y separa tus dedos para crear una base sólida.
  3. Levanta tus caderas y dobla tus rodillas, llevándolas hacia tus glúteos.
  4. Mantén tus rodillas juntas y unidas, y extiende tus piernas hacia arriba.
  5. Mantén tu espalda recta y tu abdomen contraído.
  6. Mantén la postura durante varios segundos o minutos, respirando profundamente y manteniendo el equilibrio.
  7. Para salir de la postura, dobla tus rodillas y baja tus caderas hacia el suelo, luego extiende tus brazos y regresa a la posición de tabla.

Es importante recordar que la postura de Pincha Mayurasana requiere fuerza y flexibilidad, por lo que puede ser difícil lograrla al principio. Si tienes dificultades para mantener la postura, puedes intentar hacerla junto a una pared o con la ayuda de un compañero de yoga. También es importante escuchar a tu cuerpo y no forzar ningún movimiento si sientes dolor o incomodidad.

Beneficios de Pincha mayurasana

La postura de Pincha Mayurasana tiene muchos beneficios para el cuerpo y la mente. Algunos de ellos son:

  1. Fortalece los brazos, las piernas y el núcleo: Al sostenerse en una posición invertida, esta postura exige que los músculos de los brazos, las piernas y el núcleo trabajen para mantener el equilibrio y el control.
  2. Mejora la flexibilidad: Al estirar las piernas y doblar las rodillas, esta postura ayuda a aumentar la flexibilidad en las caderas y la espalda baja.
  3. Promueve la concentración y la calma: Al mantener la postura de Pincha Mayurasana durante varios segundos o minutos, se requiere una gran concentración y control mental. Esto puede ayudar a calmar la mente y reducir el estrés.
  4. Aumenta la circulación sanguínea: Al invertir el cuerpo, esta postura puede ayudar a mejorar la circulación sanguínea en el cuerpo y aliviar la hinchazón en las piernas.
  5. Mejora el equilibrio: Al mantener el equilibrio en esta postura, se pueden mejorar la coordinación y el equilibrio en general.

Es importante recordar que cada persona es diferente y puede experimentar diferentes beneficios al practicar Pincha Mayurasana. Si tienes alguna duda o preocupación sobre si esta postura es adecuada para ti, consulta a un profesional de la salud o a un instructor de yoga cualificado.

Contraindicaciones de Pincha mayurasana

La postura de Pincha Mayurasana puede no ser adecuada para todas las personas, especialmente si tienen ciertos problemas de salud o lesiones. Algunas contraindicaciones de esta postura incluyen:

  1. Dolor de cuello o de hombro: Si tienes dolor de cuello o de hombro, puede ser difícil sostener la postura de Pincha Mayurasana sin sentir dolor adicional.
  2. Hipertensión: Al invertir el cuerpo, esta postura puede aumentar la presión arterial. Por lo tanto, puede no ser adecuada para las personas que padecen hipertensión o tienen problemas de circulación.
  3. Embarazo: Durante el embarazo, es importante evitar las posturas invertidas como Pincha Mayurasana ya que pueden afectar al flujo sanguíneo hacia el útero y al feto.
  4. Lesiones recientes: Si tienes una lesión reciente en la espalda, las piernas o los brazos, puede ser mejor evitar esta postura hasta que la lesión esté completamente curada.

Si tienes alguna duda o preocupación sobre si esta postura es adecuada para ti, consulta a un profesional de la salud o a un instructor de yoga cualificado. Es importante escuchar a tu cuerpo y no forzar ningún movimiento si sientes dolor o incomodidad durante la práctica de Pincha Mayurasana.

Comparte:

Los más leidos

Artículos que te pueden interesar